Comer fuera de casa y no fracasar en el intento

Inicio/Nutrición/Comer fuera de casa y no fracasar en el intento

Comer fuera de casa y no fracasar en el intento

En nuestro día a día, una de las cosas más importantes de nuestra cultura es tener una vida social activa y cuidar nuestras relaciones de amistad, familia, pareja, compañeros de trabajo, etc. Todo ello, acompañado de nuestra  amplia gastronomía y la cantidad de horas de sol que disfrutamos en nuestra tierra, hace que pasemos gran parte de nuestro tiempo libre en bares, restaurantes y terrazas, aunque para muchas personas esto resulta un gran impedimento a la hora de llevar un estilo de vida saludable o para no “saltarse la dieta”.

Pero, ¿realmente está reñido salir a comer fuera de casa con una alimentación saludable? A continuación, hablaremos de una serie de pasos a seguir para comer fuera de casa de forma sana:

Comida Sana

¿Qué no debemos hacer para fracasar en nuestra elección saludable fuera de casa?

En primer lugar, aléjate de toda comida procesada o “fast-food” tales como hamburguesas, pizzas, kebabs, etc., ya que son alimentos que nos aportarán bastantes calorías, azucares, grasas de mala calidad, sal,… toda una combinación de ingredientes que nos causarán un impacto negativo en nuestro organismo. Si a ello lo acompañamos de bebidas azucaradas, incrementaran las calorías de manera considerable, además de distorsionar nuestro paladar y  nuestra saciedad. Por lo tanto, si no quieres fracasar a las primeras de cambio ya conoces cual es el primer paso.

¿Cuál es el camino a seguir?

EnsaladaUna vez realizado el primer descarte, lo idóneo es elegir un lugar donde se sirva comida real. A la hora de fijarnos en la carta de cualquier bar debemos buscar que tapas o platos ofertan de verduras, ya que además de ser la base de nuestra alimentación nos aportaran pocas calorías y nos mantendrán saciados. Podemos buscar platos tales como aliños, salpicón de marisco, gazpachos, salmorejos, verduras a la parrilla, guisos como las espinacas con garbanzos o cualquier ensalada mixta, por ejemplo.

Otras elecciones por las que podemos optar pueden ser platos principales de pescado, carnes magras o huevo, donde haya un buen aporte de proteína. Algunos ejemplos podrían ser unos chipirones a la plancha en salsa verde, dorada a la sal con guarnición de verduras o patatas a lo pobre, revuelto de ajetes y gambas, entre otros. Otro punto favorable sería evitar aquellos platos como frituras, rebozados o acompañados de salsas que nos aporten calorías de más y grasas cuya calidad deja que desear en la restauración.

Si eres de los que comes diariamente fuera de casa por motivos de trabajo y no tienes la posibilidad de  comer en “tupper”, teniendo que recurrir a menús de restaurantes o en el propio trabajo, intenta que el primer plato sea a base de verduras ya sea en cremas, sopas frías, ensaladas, aliños o verduras cocinadas, mientras que el segundo plato una opción saludable sería aquella que aporte alimentos ricos en proteínas como pescados, carnes magras, huevos o legumbres. Eligiendo fruta fresca en el postre y agua como bebida principal.

Y hablando de agua…Si quieres seguir con tus hábitos de alimentación saludable fuera de casa deberías priorizar su consumo en las comidas, alejándote de aquellas opciones como bebidas azucaradas, zumos embotellados o bebidas alcohólicas de alta y baja graduación que aporten calorías vacías a nuestra ingesta.

Y si un día fracaso y no como del todo saludable, ¿debo abandonar mis hábitos del todo?

A la hora de adoptar o llevar a cabo una serie de hábitos de alimentación saludable lo que importa es la valoración de su conjunto, es decir, si un día sales y no has tomado las mejores elecciones al comer, tienes la oportunidad al día siguiente de retomar esos hábitos.

Disfruta de ese momento, de esa comida que llevas tanto tiempo queriendo tomar y de la compañía con la que estés, sin caer en el efecto dominó que pueda ser dejar de cuidar del todo tu alimentación.

Para ello, puedes recurrir al asesoramiento de un profesional de la nutrición, que te ayude a gestionar tus elecciones en el día a día  y tu auto-control en el camino de adoptar un estilo de vida saludable.

Artículo escrito por:

David Martos Carmona
Técnico Superior en Dietética
Estudiante del Grado de Nutricion Humana y Dietética

Por | 2017-09-04T20:30:07+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Amante del deporte y la alimentación. De profesión comunicador y co-fundador de Nutrimas.