Hipotiroidismo y Yodo

Inicio/Nutrición/Hipotiroidismo y Yodo

Hipotiroidismo y Yodo

HipotiroidismoEl hipotiroidismo consiste en una disminución de la actividad de las hormonas tiroideas, debido normalmente a una deficiencia de su producción por parte de la glándula tiroides, pero también puede deberse a una resistencia de su acción por parte de los tejidos diana o por una alteración de su transporte o de su metabolismo. Cuando existe una disminución de la actividad del tiroides el hipotálamo aumenta su actividad mandándole señales al tiroides para que aumente su producción.

Como consecuencia de la disminución de las funciones de estas hormonas, una persona adulta suele presentar piel seca, pulso bajo, cansancio y a menudo aunque no siempre suele presentar algún grado de sobrepeso u obesidad.

Existen dos niveles de hipotiroidismo:

  • Subclínico: La persona no presenta síntomas físico, se detecta a través de una analítica de sangre, si no se corrige en la mayoría de las personas puede desencadenar a lo largo de los años en hipotiroidismo como tal, con sus respectivos síntomas.
  • Hipotiroidismo establecido: En este caso la persona ya puede presentar síntomas y los niveles en analítica son más elevados

Sin embargo en los niños, esta carencia de yodo es más importante dado que pueden experimentar daños a nivel de crecimiento y desarrollo psicomotor. El hipotiroidismo en niños, suele deberse a una herencia genética o a déficit de yodo, por ello se aconseja aumentar la cantidad de yodo durante el embarazo.

Además nuestra comunidad autónoma ha sido según la SEEN una comunidad endémica de bocio debido a un consumo insuficiente de yodo. En Cádiz se han realizado estudios que detectaron que el 29.3% de la población padecía bocio y en Jaén se obtuvo una prevalencia de bocio del 20%.

Importancia del Yodo en personas con Hipotiroidismo:

El yodo cobra bastante importancia en la síntesis de las hormonas tiroideas ya que es el componente principal de estas hormonas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), por lo que un déficit de este mineral puede causar hipotiroidismo. Aunque actualmente la deficiencia de yodo ha mejorado mucho, aún no se ha eliminado por completo.

Es por ello que se hace necesario que demos algunos consejos para evitar éste déficit de yodo.

Cantidad de Yodo Recomendada

Antes de nada, comentaremos la cantidad diaria recomendada, para cada grupo de edad. Para un adulto sano, la RDA de yodo es de aproximadamente 100-150 µg/ día. Sin embargo durante el embarazo se recomienda aumentar 25 µg y durante la lactancia 50 µg.

Etapa de la Vida y Yodo

¿En qué alimento podemos encontrar mayor cantidad de yodo?

  • Por lo general, los alimentos procedentes del mar suelen ser fuentes naturales de yodo, las algas marinas, mariscos y pescado como el bacalao contienen mucho yodo.
  • La mayoría de productos lácteos como la leche o el yogur también son una buena fuente alimentaria de yodo.
  • Las verduras y las frutas también son ricos en este mineral, aunque la cantidad de yodo puede variar en función del selo en el que se cultiven.
  • Otra buena opción es sustituir la sal común por sal yodada, que contiene, aproximadamente, 60 mcg de yodo, por cada gramo de sal, es decir que una cucharadita de sal (6g. aprox) contiene 360 mcg.

¡Cuidado con el exceso de Yodo!

TSH TIROXINAEn algunas ocasiones se puede producir en el cuerpo un exceso de yodo y crear también algunos problemas. A veces este exceso tiende a inhibir la formación de las mismas hormonas tiroideas y generar en el organismo hipotiroidismo, otras veces se puede generar lo que se denomina como bocio tóxico, es decir un aumento de la glándula tiroides con diferentes nódulos que producen un exceso de hormona tiroidea.

¡Como siempre decimos todo en exceso es perjudicial.

¡Esperamos que esta información os haya resultado útil! Para cualquier duda o información adicional no dudes en contactar con nosotros a través del teléfono 668 83 74 10 o en nuestra página web www.nutrimas.es

Por | 2016-09-19T12:50:13+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Graduada en Nutrición humana y dietética en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, estudios, que ha compaginado con las enseñanzas profesionales de danza clásica en el Conservatorio Profesional de danza de Sevilla “Antonio Ruiz Soler”.Ha realizado varios cursos relacionados con la nutrición como el acreditado curso de antropometría SATA. Ha colaborado como nutricionista deportiva en varios clubs deportivos de futbol.Actualmente está colegiada en el colegio de dietistas nutricionista de Andalucía (CODINAN) y trabaja como nutricionista en NUTRIMAS e imparte clases de danza clásica en diversas academias de Sevilla.