Tipos de intolerancias: Intolerancia a la fructosa, qué es y qué alimentos tomar

Inicio/Nutrimas/Tipos de intolerancias: Intolerancia a la fructosa, qué es y qué alimentos tomar

Tipos de intolerancias: Intolerancia a la fructosa, qué es y qué alimentos tomar

Tipos de reacciones adversas a los alimentos: intoxicación, alergias e intolerancias

Antes de comenzar este artículo vamos a aclarar tres conceptos que a veces se confunden, según el tipo de reacción que los alimentos hacen a nuestro organismos se habla de intoxicación, alergias o intolerancias.

Los alimentos pueden tener diferentes reacciones adversas en nuestro organismo, algunas más graves que otras.

Existen tres principalmente:

  • Tóxicas, ya sea por mal estado del alimento o porque contiene toxinas. Comúnmente llamadas intoxicaciones alimentarias.
  • De carácter inmunológico, es decir, que tu propio cuerpo lo rechace causando alergia o hipersensibilidad.
  • No inmunológico, entonces hablamos de intolerancia alimentaria, que puede deberse a error de enzimas, a fármacos o por causas indeterminadas.

Nos centraremos en la última opción en las que las más conocidas son la del gluten, la lactosa y cada vez más presenta la de la fructosa, que detallamos a continuación.

Intolerancia a la fructosa ¿qué es y qué alimentos puedo tomar?

Antes de nada, ¿Qué es la fructosa?

Es un azúcar o hidrato de carbono que se encuentra mayoritariamente en las frutas, aunque también está presente de forma natural en la miel y las verduras, entre otros alimentos.

¿Qué es la intolerancia a la fructosa?

Se trata de un fallo enzimático. La ausencia de estas moléculas encargadas de degradar la fructosa hace que se desencadene una malabsorción de esta que compromete la función de las células intestinales. Este fallo varía de forma individual por lo que hay que hacer una valoración personalizada.

Los síntomas más comunes son: gases y molestias gastrointestinales, como dolor abdominal, diarreas o náuseas. Alternados todos ellos con cuadros de estreñimiento.

No se debe confundir la intolerancia o malabsorción con la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF), ya que ésta es el resultado de una deficiencia o ausencia en la enzima hepática fructosa-1-fosfato aldolasa hepática (también conocida como aldolasa B). Se diagnostica durante los primeros años de vida y no es reversible.

Tratamiento nutricional para una intolerancia a la fructosa

Es más común de lo que se cree, uno de cada cinco adulto y uno de cada tres niños no digieren del todo bien la fructosa. Aunque en la mayoría de los casos se suele asimilar hasta 35g diarios de fructosa sufrir molestia en la práctica no se pautan menús que excedan los 25g/día por prudencia. Es muy fácil superar dicha cantidad sobre todo si se tiende a consumir zumos de fruta: un vaso de zumo de manzana (14g), de piña (12g), pera y mango (13g),y así un largo etc.

El problema no es solo la fructosa que se encuentra en las frutas junto con fibra, vitaminas y minerales, sino sobre todo la cantidad excesiva que ingerimos al consumir otros productos que contienen azúcar.

Intolerancia a la fructosa alimentos permitidos y no permitidos

A continuación vamos a tratar de resumir la larga lista de alimentos permitidos y alimentos NO permitidos. Es mucho más extensa pero ante un caso de esto poco pueden hacer con dicha lista, lo recomendable es acudir a un especialista en nutrición que te oriente y te dé las pautas personalizadas pertinentes.

Como último consejo, si eres intolerante a la fructosa o sospechas de ello, lee los ingredientes y la información que aparece en el etiquetado con detenimiento asegurándose que no contiene fructosa o sorbitol el alimento o producto en cuestión.

Por | 2017-09-24T18:22:20+00:00 |Nutrimas|0 Comments

Sobre el autor:

Enfermera y Técnico Superior en Dietética - Amante de un estilo de vida sana, el deporte y todo lo relacionado con el cuidado de la salud.