Los 5 pilares del etiquetado de un alimento

Inicio/Nutrición/Los 5 pilares del etiquetado de un alimento

Los 5 pilares del etiquetado de un alimento

En el artículo de hoy queremos ayudaros a despejar las dudas que surgen a la hora de mirar el etiquetado de un alimento para no caer en trampas del marketing o posibles fraudes de las industrias alimentarias.

A continuación os vamos a explicar los 5 puntos principales que debéis conocer acerca del etiquetado de un alimento:

1. ¿Qué diferencia existe entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente?

Fecha consumo preferenteLa fecha de caducidad es una fecha impuesta por la industria que elabora ese producto y que nos indica que el producto deja de ser seguro para la salud del consumidor mientras que la fecha de consumo preferente indica que el producto pierde parte de sus características organolépticas, es decir, es apto para el consumo pero no estará igual que cuando se consume dentro de la fecha indicada.

2. El orden de los ingredientes de un producto

A la hora de numerar los ingredientes que componen un producto, siempre se escribe primero el que está presente en mayor cantidad y se continúa de forma decreciente hasta el último de ellos. Puede parecer un dato irrelevante y muchas veces ni nos fijamos en él pero es un buen indicador de si lo que estamos comprando es realmente lo que queremos

¿Qué os parecería que el zumo que compráis en casa, su ingrediente mayoritario fuera agua? ¿O si las salchichas que compráis en casa para vuestros hijos 100% carne de pollo resulta que es sólo 54% carne de pollo más la grasa de este animal?

Leer bien los ingredientes de los productos procesados que compramos nos ayudará a saber qué es lo que realmente estamos comiendo y a desechar aquellos que no nos convengan para nuestra saludç

3. La presencia de grasas trans

Grasas TransLas grasas trans o también conocidas como grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas son una nueva alerta de la salud pública para todos pero especialmente para los niños. Son grasas a las que se le someten a un proceso de hidrogenación y se incluyen en los alimentos para aumentar su vida útil, mejorar su sabor y su aspecto. Sin embargo, esas mismas grasas suponen un grave peligro para la salud, aumentando el riesgo de sobrepeso y obesidad, enfermedades metabólicas o cardiovasculares entre otras.

Sin embargo, a pesar de los riesgos que conlleva para la salud de todos, no está legislado su etiquetado por lo tanto cada industria decide si los incluye en su información nutricional o no, lo que nos deja completamente desprotegidos frente a la industria. Los profesionales de la nutrición nos encontramos ante una ardua lucha para conseguir que conste en el etiquetado de los alimentos y así poder disponer de la información para evitarlos.

Mientras logramos nuestros objetivos, debemos saber  que se encuentra en la comida precocinada, bollería industrial, mantequilla y margarinas o en el pan de molde, entre otros.

Aun así, supermercados como Eroski se unen a nuestra causa apostando por la salud de sus consumidores y ha eliminado de su marca blanca las grasas trans. Admirable hazaña la de apostar por salud en lugar de por beneficio económico en los tiempos que corren.

4. Los valores nutricionales vienen expresados en 100g pero, ¿cuántos nos comemos?

¡Hay que estar atentos a esto! No vale hacer cálculos y fijarnos en las cantidades de nutrientes en 100g cuando nos vamos a comer 300g o 20g.

Afortunadamente, prácticamente todo el etiquetado actualmente consta de 2 columnas: una de ellas por 100g de alimentos y la segunda por lo que la empresa calcula que es una ración. ¡Asegúrate de que lo comes corresponde con esa ración!

5. El aceite de palma, el gran enemigo

Aceite de PalmaAunque bien este ingrediente se merece un artículo para él solo (lo tendremos próximamente), vamos a dar unas pequeñas pinceladas acerca de la baja idoneidad de su presencia en nuestra despensa. Este ingrediente sigue un poco la línea de las grasas trans: producto nada saludable que es usado frecuentemente por la industria para abaratar costes de producción. Su alto contenido en grasas saturadas está directamente relacionado con un mayor padecimiento de enfermedades cardiovasculares y aumentos de niveles de colesterol incluso se estudia su posible relación con el cáncer

Este enlace que os dejamos a continuación, publicado por el periódico El Mundo, nos ayuda a hacernos una idea de dónde está presente el aceite de palma y en qué cantidad:

¿Qué productos del supermercado contienen aceite de palma?

Los supermercados, ante las nocivas consecuencias para la salud que tiene, comienzan a retirar de sus marcas blancas aquellos productos que lo contengan. Alcampo ya lo tiene programado y Mercadona, Dia y Lidl están en negociaciones y buscando soluciones para ello

¿Tienes más dudas y no encuentras las respuestas? Ven, visítanos y nosotros las solventamos.  955 31 98 98 – info@nutrimas.pro

Por | 2017-09-10T20:02:29+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la universidad Pablo de Olavide y especializada en Nutrición Pediátrica por la Universidad de Granada. Además cuenta con un título formativo sobre nutrición deportiva y suplementación.