Nutrición en la Prevención de enfermedades Cardiovasculares

Inicio/Nutrición/Nutrición en la Prevención de enfermedades Cardiovasculares

Nutrición en la Prevención de enfermedades Cardiovasculares

Prevención enfermedades cardiovascularesLas enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial. Las previsiones no auguran mejoría sino más bien todo lo contrario. El tratamiento de ellas supone un aumento de los costos en atención de salud.

Está más que demostrado que la modificación de los factores de riesgo hacen que se reduzca el riesgo de mortalidad y morbilidad en personas con enfermedades cardiovasculares, estén diagnosticadas o no. Entre estos factores de riesgo modificables se encuentra la alimentación.

Desde Nutrimas queremos aportar nuestro granito de arena en el “Día de la prevención de Enfermedades Cardiovasculares”  haciéndote llegar algunas pautas y recomendaciones nutricionales aprovechando lo que se nos da bien, la alimentación. La nutrición es importante en esta alteración tanto como medida preventiva como para paliar daños una vez se ha detectado la alteración cardiovascular.

Existen tres factores muy importantes que aumentan desproporcionadamente el riesgo de sufrir ataques de corazón: hipercolesterolemia, hipertensión arterial y  exceso de peso. Curiosamente la aparición de todas estas alteraciones puede evitarse con la alimentación y atenuar sus daños.

A continuación se detallan algunos de los nutrientes y/o alimentos que no deben faltar en cualquier dieta equilibrada y sana a fin de prevenir este tipo de alteraciones.

Ácidos grasos omega 3

Minimizan el riesgo de padecer aterosclerosis y la formación de colesterol, disminuye los triglicéridos y reducen la presión sanguínea. Cuando reemplazamos en la dieta los AGS por estos otros, se consigue disminuir el CT, el LDL y los TG. Se encuentran en pescados azules, frutos secos, semillas,…

Alimentos con Omega 3

Comprar productos con Omega 3

Hidratos de carbono

En pacientes obesos y en pacientes con TG elevados, los hidratos de carbono que deben indicarse son los complejos, fundamentalmente los integrales. Los hidratos de carbono simples de rápida absorción deberán restringirse (azúcares y cereales refinados)

Proteínas

Se ha comprobado que reemplazar carbohidratos de la dieta por proteínas de origen vegetal reduce significativamente el colesterol y los TG además de aumentar el HDL colesterol en sujetos con ERV. La evidencia sugiere un beneficio potencial del reemplazo parcial de carbohidratos refinados por fuentes de proteína bajas en grasas saturadas como las vegetales.

Existe asociación positiva para la hipertensión arterial con la ingestión de carnes rojas y procesadas, al contrario con la ingestión de granos enteros, frutas y nueces.

Fibra dietética

Los alimentos fuentes de fibra soluble son casi todas las frutas, alguno vegetales, leguminosas y avena. En general, los componentes solubles producen mayores efectos hipocolesterolémicos y retardo en la absorción de la glucosa.

El aumento en el consumo de fibra es capaz de disminuir el LDL colesterol entre un 10% y un 15%

Fibra Dietética

Antioxidantes

Las evidencias científicas indican que el proceso oxidativo tiene una fuerte influencia en el desarrollo de la aterosclerosis. Los antioxidantes pueden ser protectores porque inhiben la oxidación de las lipoproteínas.

Una dieta saludable y necesaria para los pacientes con enfermedad cardiovascular debe ser baja en grasas saturadas, ácidos grasos trans y baja en colesterol. La meta es realizar un cambio permanente en los hábitos alimentarios acompañado con un aumento de la actividad física acorde al estado cardiovascular del paciente.

Para alcanzar estos objetivos la dieta debe ser rica en frutas y vegetales, pescado graso, pollo, carne magra, legumbres, cereales y granos integrales.

Si quiere empezar a prevenir enfermedades cardiovasculares, puede ponerse en contacto con nuestro equipo de nutricionistas en el 955 31 98 98 – tan solo comentándole que ha leído este artículo le realizarán un estudio gratuito y podremos empezar a mejorar su salud desde el primer día.

 

Por | 2017-03-15T10:37:30+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide. Especializa enmicronutrición gracias a cursos formativos que realiza periódicamente siempre a fin demantener actualizados los conocimientos. Ha colaborado en diversos equipos sanitariosmultidisciplinares integrando tratamientos de diferentes campos. Colegiada AND-00521.