Umami: El quinto sabor

Inicio/Nutrición/Umami: El quinto sabor

Umami: El quinto sabor

Actualmente, se conoce que las personas somos capaces de reconocer cinco sabores diferentes a través del sentido del gusto: ácido, amargo, dulce, salado y umami. El conocimiento de este último es relativamente reciente, de hecho aún es desconocido para muchas personas. La palabra “umami” proviene del japonés y significa “sabroso”. Aunque hemos de saber que no se caracteriza por ser sabroso en sí, sino por el hecho de  resaltar/potenciar otros sabores de diferentes ingredientes.

¿Y dónde podemos encontrarnos con el quinto sabor?

Pues diferentes alimentos como el queso, anchoas, tomate, jamón o salsa de soja, podemos encontrar el característico toque. A pesar de su desconocimiento, ya empleábamos la combinación de este sabor  en platos elaborados con tomate, jamón o queso, ingredientes presentes en nuestra cocina tradicional, y que se potencian entre sí, creando un regusto bastante agradable (o umami).

Además de todos estos alimentos, podemos encontrarlo de forma pura en prodUmamiuctos sintéticos llamados ajinomoto o glutamato monosódico, muy utilizado en la cocina asiática.

El glutamato monosódico es comúnmente conocido como un aditivo potenciador del sabor (E-621), que lo podemos encontrar en diferentes productos como sopas, salsas, snacks, patés, pizzas, embutidos y alimentos precocinados.

Al ser un potenciador del sabor, juega un papel positivo para la industria alimentaria, ya que aumenta la palatabilidad de los alimentos que lo contienen creando una sensación bastante agradable a la hora de la ingesta. Sin embargo, este papel no es tan positivo para nuestra salud, ya que puede dar lugar a reacciones adversas en nuestro organismo, como es el conocido “síndrome del restaurante chino”, que se caracteriza por la aparición de síntomas como enrojecimiento, sudoración, dolor de cabeza y mareos. Estas situaciones suelen darse en personas cuya tolerancia a esta sustancia es deficiente.

Además, puede afectar también negativamente en nuestro cerebro causando alteraciones en centro de regulación del apetito, llegando a causar adicción  y tolerancia a los productos que lo contienen, que suelen ser procesados en su mayoría.

Por lo tanto, siempre es aconsejable evitar el  consumo de productos procesados y priorizar la comida real en nuestra dieta, pudiendo disfrutar de las características del sabor umami a partir de los alimentos que lo aportan de forma natural.

Más info: Umami en Wikipedia

Artículo escrito por:

David Martos Carmona
Técnico Superior en Dietética
Estudiante del Grado de Nutricion Humana y Dietética

Por | 2017-02-23T13:33:08+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Amante del deporte y la alimentación. De profesión comunicador y co-fundador de Nutrimas.