Cervezas y deporteNo es una pregunta sino un hecho que miles de deportistas amateurs después de realizar la actividad física “repongan líquidos” … con la famosa cerveza o el conocido “tercer tiempo”.

Este hecho ha sido aprovechado por multinacionales del país para sacar partida de ello y sacar al mercado la cerveza “isotónica” y con ello, aconsejarla consumirla con determinados fines.

Pero… ¿Es realmente tan buena como nos dicen?

Desde GlobalFit pro y Nutrimas analizaremos este tipo de producto con el objetivo de afirmar o desmentir la veracidad de este “isotónico” y que todos aquellos deportistas que la consumen puedan juzgar y opinar por ellos mismos tras leer este artículo.

El producto sale al mercado como una bebida rica en antioxidantes y vitaminas e incluso algunas con bajo contenido alcohólico. El componente principal es el agua y que según afirman un consumo moderado puede ayudar al organismo a restituir los carbohidratos y electrolitos perdidos durante la práctica deportiva. Éste contiene maltodextrinas, sodio y potasio que atenúan las respuestas hormonales de estrés post ejercicio.

Encontramos estudios con conclusiones positivas con respecto a la cerveza como el de Jiménez et al. (2009), que concluye que el consumo moderado de cerveza tras realizar ejercicio físico en condiciones de elevada temperatura ambiental puede permitir recuperar el déficit de líquidos que se padece tras este ejercicio.

Si todo es positivo… ¿Qué problema hay?

Pues bien comparemos ahora lo que lleva una bebida isotónica con la cerveza isotónica y saquemos conclusiones en su comparación.

Comparativa Isotónico Cerveza

Tras observar esta comparación podemos ver como esta bebida de “reposición” como es conocida, deja mucho que desear en cuanto a carbohidratos y electrolitos (Sodio) lo que puede desencadenar problemas en el deportista como:

  • Una deficiente reposición de los depósitos de glucógeno muscular.
  • Decae la capacidad de absorción de los líquidos.
  • No se mantiene el estímulo de la sed y se desfavorece la retención de líquidos a nivel renal.
  • No acelera la absorción de los hidratos de carbono.

Para finalizar podemos decir que no dudamos que sea un producto cuyo consumo moderado tras realizar ejercicio con elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, puede permitir recuperar las pérdidas hídricas en medidas similares al agua, pero… ESTO ES HIDRATAR Y NO REPONER. Más evidente es la tabla de comparación dada ya que son varias las carencias que tiene esta bebida como para considerarla como una bebida isotónica o reponedora tras un esfuerzo físico con un intenso desgaste muscular. Por lo tanto, ya podéis juzgar vosotros mismo…

Bibliografía:

  • Jiménez, D., Cervantes, M., Castillo, M., Romeo, J., & Maros, A. (2009). Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas. Cerveza y salud, 17.