Lo que la industria alimentaria no quiere que sepas

Inicio/Nutrición/Lo que la industria alimentaria no quiere que sepas

Lo que la industria alimentaria no quiere que sepas

¿Cómo influye la industria alimentaria en nuestras decisiones de compra?

Las cifras de sobrepeso y obesidad en España están aumentando desmesuradamente. Como es bien sabido, la obesidad es la gran epidemia del siglo XXI, pero ¿Qué es lo que ha ocurrido para que esta enfermedad se convierta en un problema de salud pública? Como principales responsables  podemos destacar a los productos ultraprocesados, cuyo consumo se ha disparado en los últimos años, pero ¿somos conscientes de lo que realmente compramos?

SobrepesoLa industria alimentaria influye de forma directa en nuestras decisiones de compra. Estamos expuestos a una sobredosis de publicidad de alimentos ultraprocesados que nos condiciona a la hora de hacer la compra. Si vemos un producto anunciado en la televisión o en cualquier otro medio de comunicación, las posibilidades de que nos entren ganas de adquirirlo se multiplican. Todos somos susceptibles ante los anuncios de la TV, pero los niños son los más vulnerables. La gran mayoría de los anuncios son de galletas y bollería industrial, pero:

¿Cuántos anuncios se han emitido de frutas?, ¿de verduras?,  ¿y de frutos secos? Probablemente se puedan contar con los dedos de una mano.

Aunque parezca mentira, la industria alimentaria tiene muy estudiado el sabor, la textura, la apariencia e incluso el sonido que tiene que tener por ejemplo, unas patatas fritas al masticarlas. El crujido exacto para que aumente nuestra apetencia por ellas ha sido rigurosamente calculado, ¿te lo habías planteado alguna vez?

Los alimentos que carecen de color propio, como es el caso de los dulces y las bebidas, entre otros, se colorean de manera artificial para que sean más atractivos y poder captar la atención de los consumidores.

Es muy difícil entrar en un supermercado y no adquirir este tipo de productos, y es que la posición en la que se encuentran ubicados también ha sido minuciosamente estudiada, si os fijáis, las marcas más caras se encuentran a la altura de los ojos. Por lo general, en las estanterías podemos distinguir tres niveles; el nivel óptimo se encuentra a la altura de los ojos y es el que nos incita a comprar espontáneamente, le sigue el nivel que se encuentra a la altura de nuestras manos y finalmente, el que se encuentra a la altura de nuestros pies, dónde se suelen encontrar productos de primera necesidad, ya que saben que vamos a molestarnos en buscarlos.

obesogénico

A todo esto hay que añadir el precio tan bajo que suelen tener los productos ultraprocesados, pero ¿nos hemos parado a pensar alguna vez por qué son tan baratos? La respuesta a la pregunta es muy fácil; son tan económicos porque su precio es proporcional a su calidad. Sus principales ingredientes son sal, azúcar y aceites refinados, es decir, aceites que han perdido gran parte de su interés nutricional. Todos estos ingredientes son muy baratos y además muy palatables, por lo que al añadirlos, la industria alimentaria consigue tanto abaratar los costes como aumentar su sabor.

Pensamos que la “epidemia” es de obesidad, pero realmente la verdadera epidemia son los productos ultraprocesados y el ambiente obesogénico en el que nos encontramos.

Recuerda:

En Nutrimas somos expertos en enseñarte a comer sano.

Contáctanos antes de que sea tarde: 955 31 98 98

 

 

Por | 2017-11-14T11:26:01+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Amante del deporte y la alimentación. De profesión comunicador y co-fundador de Nutrimas.