¿Por qué sentimos antojos por alimentos dulces y salados?

Inicio/Nutrición/¿Por qué sentimos antojos por alimentos dulces y salados?

¿Por qué sentimos antojos por alimentos dulces y salados?

¿A quién no le han entrado ganas alguna vez de comerse un dulce? ¿Y unas patatas fritas?, pero ¿nos ocurre lo mismo con el brócoli?

Para poder responder a estas preguntas necesitamos conocer qué es lo que ocurre en nuestro organismo cuando ingerimos estos alimentos.

El hecho de que tengamos una mayor apetencia por alimentos dulces se debe a un proceso de adaptación. Desde que somos pequeños estamos acostumbrados a ingerir elevadas cantidades de azúcares y ¿qué ocurre en nuestro cerebro cuando tomamos un dulce? Pues bien, estos alimentos tienen un alto contenido en dopamina, es decir, al ingerirlos generan en nuestro cuerpo una descarga de endorfinas, y ¿qué son las endorfinas? Estas últimas son las conocidas hormonas de la felicidad. Al ingerir estas sustancias, llega una señal al cerebro y se activa un sistema de recompensa. En otras palabras, nos produce una sensación de bienestar, que nos incita a continuar comiendo dulce. Aquí es donde comienza la adicción al azúcar. Podemos decir por tanto, que el consumo frecuente de azúcar provoca efectos adictivos en el cerebro.

Ahora bien, este proceso es reversible. El sentido del gusto se puede educar y si vamos reduciendo la ingesta de azúcares llegará un momento en el que este antojo desaparezca. Además, el umbral de percepción de los sabores dulces se verá disminuido.

¿Qué os parece el sabor del chocolate negro (>80% de cacao)?

La respuesta a esta pregunta va a depender del umbral que tengamos, mientras a unos les parecerá un sabor amargo, a otros les resultará un sabor dulce. Así que, aquellas personas que estén acostumbradas a ingerir altas cantidades de azúcar, tendrán una mayor predilección por los alimentos dulces.

 ¿Por qué se suelen producir antojos por alimentos dulces antes de la menstruación?

Durante la ovulación, los niveles de serotonina disminuyen. La serotonina es la responsable de proporcionarnos placer y bienestar. Es por esto que nuestro cuerpo nos pide incrementar estos niveles a través de la comida. Como ya hemos mencionado anteriormente, el azúcar es capaz de aumentar nuestra sensación de bienestar, por lo que es habitual que se nos antojen alimentos dulces.

Y ¿Qué ocurre con el brócoli?

Al contrario que ocurre con el azúcar, al ser un alimento que no estamos acostumbrados a tomar, nuestra apetencia hacia él se ve disminuida, además, el brócoli, al no contener dopamina, no provoca en el cerebro la activación previamente descrita, lo que explica que sea un alimento que genera tanto rechazo.

Consejos Saludables

¿Por qué tenemos antojos de alimentos salados?

Aunque parezca raro, los antojos no siempre son de alimentos dulces.

Los antojos por alimentos salados se han podido relacionar con una carencia de minerales. Es frecuente tener ganas de comer algo salado tras realizar ejercicio físico o si sudamos excesivamente. Esto se debe a que nuestro cuerpo ha perdido electrolitos y necesitamos hidratarnos.

Las situaciones estresantes también pueden influir en la aparición de estos antojos, ya que el estrés crónico afecta a las glándulas suprarrenales (situadas encima de los riñones). Estas glándulas son las responsables de producir aldosterona, entre otras hormonas. La aldosterona es la responsable de mantener en equilibrio los niveles de sodio y potasio, es decir, retiene el sodio y elimina el potasio. Al verse disminuida la producción de esta hormona, la excreción de sodio aumenta, pudiéndonos ocasionar antojos por alimentos salados.

Además, de la misma forma que ocurre con el azúcar, si de forma habitual añadimos elevadas cantidades de sal a nuestras comidas, nuestro cuerpo nos pedirá alimentos salados.

Y tú, ¿eres de dulce o salado?

Por | 2017-11-13T21:12:02+00:00 |Nutrición|0 Comments

Sobre el autor:

Amante del deporte y la alimentación. De profesión comunicador y co-fundador de Nutrimas.